Cómo construir una fuerza laboral “híbrida”

January 8, 2021

Comments


A estas alturas del año, habrá oído y visto mucho material respecto a una fuerza laboral híbrida (la que se compone de la unión de trabajo convencional con el remoto), que está destinada a ser parte del nuevo mundo del trabajo en el futuro inmediato. A medida que nos acercamos a un posible final de la pandemia debido a una vacuna que aligerará nuestra aflicción, es poco probable que la antigua forma de hacer las cosas vuelva por completo. Siendo así, ¿Qué deberíamos hacer para facilitar la transición segura a una fuerza laboral híbrida en nuestra organización? Aunque esta perspectiva ofrece muchas ventajas, también conlleva complicaciones y dificultades para las que deberíamos estar preparándonos desde hoy.


“Un aspecto a tomar en cuenta es que, si bien a algunas personas les encantó trabajar de forma remota y querrán
continuar con ello, habrá muchas otras que realmente extrañarán los aspectos sociales de trabajar en un espacio de oficina compartido junto con los miembros de su equipo”, señala Nancy Halverson. SVP Global Operations en MRI.


“Tendremos que acostumbrarnos a adoptar una estructura híbrida que pueda ayudar a adaptarse a ambos grupos”.
Halverson nos ofrece algunas recomendaciones para “navegar” hacia esa transición con el menor efecto disruptivo:


Comience con su equipo de liderazgo. ¿Trabajarán ellos desde su casa, su oficina o ambos? “Nuestra posición es que la mayoría de organizaciones encontrarán más beneficioso que sus líderes asistan a la oficina al menos una buena parte de su tiempo”, manifestó Halverson. “Antes de tomar esa decisión, prepare un plan de trabajo híbrido para su equipo de dirección y asegúrese de comunicárselo a cada uno de ellos, evitando así posibles confusiones”
Reevalúe la estructura de su organización. “En muchos casos, se sabe que ciertos departamentos y puestos tienen que mantenerse en la oficina o planta, pero probablemente ya habrá desarrollado formas de manejarlos remotamente de manera confiable”, observa Halverson. “Por tanto, debe determinar qué empleados seguirán trabajando de forma remota a tiempo completo o de manera híbrida y qué empleados trabajarán permanentemente desde la oficina”.


Si bien estas decisiones también están impulsadas por la naturaleza del rol individual, también es aconsejable tener en cuenta las preferencias personales siempre que sea posible. Es necesaria una cuota de flexibilidad que permita una progresiva adaptación a este entorno mixto. La gente podría cambiar de opinión y debemos estar
preparados para ello. Siga las pautas donde sea estrictamente necesaria la presencia física, pero evalúe también su disponibilidad de espacios y horarios.


Establezca las plataformas de comunicación. La pandemia ya ha obligado a la mayoría de las empresas a reforzar la comunicación digital y mejorar sus herramientas de colaboración. Pasar a una fuerza laboral híbrida significa que la tecnología seguirá evolucionando para satisfacer las necesidades de los empleados y empleadores. Determine cómo deben cambiar sus medios de comunicación para adaptarse correctamente a las nuevas estructuras de su equipo y así garantizar que los empleados no se “salgan del círculo” o se desgasten por la presión de estar “siempre conectados”.


Su personal de TI también necesitará de una infraestructura que les permita administrar una fuerza laboral remota. Esto conlleva a soluciones en la nube, reforzar la ciberseguridad y contar con un soporte de ayuda remota para solucionar aquellos problemas técnicos que sus empleados puedan advertir.

Supervise su asignación de tareas. Si su fuerza de trabajo híbrida va a seguir siendo productiva a lo largo del tiempo, debe asegurarse que las tareas se distribuyan de manera uniforme y justa entre los equipos de trabajo remoto y los del trabajo en la oficina. Procure balancear apropiadamente la carga de trabajo en sus empleados,
de manera que les permita contar con un buen balance de vida personal. Recuerde que los límites entre la vida personal y profesional ahora son difusos y es necesario realizar controles regulares entre empleados y gerentes, reconocer a los empleados por su arduo trabajo y promover el tiempo libre remunerado “.
Utilice espacios de integración. Una fuerza laboral híbrida puede perder cierta distancia en la integración de cada uno de sus miembros. Organice por ello, espacios de encuentro virtual, donde puedan participar todos o la mayoría de los miembros de su equipo.

Estos espacios deben servir para un diálogo e interacción fuera de los habituales ambientes de trabajo, buscando la oportunidad de vincular a todos y que se sientan parte del mismo equipo.
La pandemia ha empujado abruptamente a muchas empresas a esta situación híbrida y aunque algunas han visto este momento como una oportunidad de crecimiento, otras aún no han madurado en esa dirección. Aquellas empresas que puedan adaptarse a las circunstancias actuales con resiliencia y flexibilidad, serán las más propensas a superar a la competencia en este nuevo mundo del trabajo.

Otras Publicaciones

Es momento de trabajar con los supervisores y jefes de ventas

Es momento de trabajar con los supervisores y jefes de ventas

Escrito por: Angel Gustavo Parodi – angel.parodi@talenttarget.com.pe – +51 993 481 626                                   Senior Partner, Talent Target  Cuando a mediados de la década de 1970, los autores Hersey y Blanchard crearon un nuevo modelo que llamaron...

Open chat